imagen2 imagen6 imagen1
Proyecto de Activación de la Inteligenciamaestros
Actividades para trabajar en casa

CONOCIMIENTO PERSONAL


1. Reto PAI

El objetivo a trabajar en esta serie de conocimiento personal es que los niños reconozcan la función de los patrones culturales para definir las conductas cotidianas.

Esta actividad corresponde a los grados intermedios del nivel Primaria, específicamente a cuarto grado.

2. Para la actividad


Paso 1. Preparación

Leo y comprendo las instrucciones y pienso en cómo realizaré la actividad. Primero debe cerciorarse de que sabe en qué consiste la actividad, para ello ponga atención en las instrucciones, ubique las palabras  que le indican lo que habrá de realizar. Puede ayudarse con las siguientes preguntas: ¿cuál es el propósito de la actividad?, ¿qué indican las instrucciones?, ¿qué veo en la imagen?, ¿qué debo hacer? Imagine cómo resolverá lo que se pide antes de comenzar, ¿qué haré?, ¿de qué formas puedo hacerlo?, ¿cuál es la mejor manera?, ¿cómo procedo en la vida cotidiana?

Escribe en los recuadros correspondientes, con el teclado, en qué situaciones puede ser adecuado, inadecuado e indiferente silbar y mascar chicle.
PAI

Paso 2. Ejecución

Realizo la actividad tal como la pensé. En este momento puede preguntarse: ¿Estoy haciendo lo que  pensé para resolver la actividad?, ¿cómo construyo mis respuestas?, ¿expongo lo que me propuse?, ¿puedo resolver la actividad considerando otros elementos?

iniciar

Paso 3. Reflexión

Una vez que realizó la actividad es necesario reflexionar sobre lo que hizo y cómo lo hizo. Revise desde el inicio: frente a las instrucciones cómo se imaginó que realizaría la actividad y valore si la hizo como imaginó o modificó su estrategia y por qué. Su reflexión puede facilitarse con alguna de las siguientes preguntas: ¿con base en qué definí mis respuestas?, ¿cómo influyen los valores culturales en mis acciones?, ¿mis acciones dependen del contexto?, ¿mis respuestas a esta actividad son honestas?, ¿por qué? Invite a algún familiar a efectuar la actividad. Comenten su experiencia: al definir los criterios de actuación, ¿cómo influye el bagaje cultural?, ¿actuamos igual ante cualquier persona o en toda situación? Confronten sus respectivos criterios para resolver la actividad, esto le ayudará a enriquecer y mejorar su estrategia; lo mismo que se busca con el espacio de intercambio que realizan los niños en el salón de clases.

  • ¿Para qué sirve trabajar el conocimiento personal?

Vamos construyendo lentamente nuestra persona y buscando sentido, en este camino el conocimiento personal nos permite encontrarnos, entendernos en la relación con nosotros mismos y con nuestro entorno, con la cultura y con los otros; éste contribuye a contextualizar nuestras acciones, a darles sentido y, en mayor o menor medida, a comprender las de los otros.

Por ello, educar significa ayudar a encontrar sentido a la propia vida, a contextualizar cada nueva conquista personal; también a leer la realidad, a entender lo que la ésta plantea y hacerla nuestra. Cada contexto ambiental determina una manera u otra de actuar. La cultura da forma a nuestros patrones de conducta. Tener en cuenta las diferentes posturas culturales hará que los niños sean más tolerantes y comprensivos con los demás, lo cual mejora la relación con el entorno y con los demás.

De este modo, se cierra el círculo: me conozco-conozco mi cultura y las prácticas que responden a patrones culturales, de manera que el análisis de mis prácticas, supone la comprensión de esos patrones y una mejor relación con los otros. 

3. Apliquemos la vivencia para comprender mejor a los niños

  • El conocimiento personal implica buscar y tomar conciencia de las razones de nuestras acciones, así como de sus consecuencias en nuestras relaciones con los otros, lo que se potencia al reflexionar cómo sentimos y actuamos en el mundo. La conciencia de lo que hacemos nos permite valorar los aspectos que han probado dar mejores resultados en nuestras relaciones con los demás.

  • El conocimiento personal se desarrolla si trabajamos en el conocimiento de nuestros sentimientos y emociones, de las razones de nuestras acciones y la influencia de la cultura en éstas.

  • El autoconocimiento, asimismo, posibilita mejores relaciones sociales, gracias a que promueve el análisis de la conducta frente a los otros, así como la comprensión, el respeto y la consideración del otro, es decir, la empatía.

  • Reflexione con su hijo acerca de cómo promover el conocimiento personal de ambos, con base el autoanálisis, la toma de conciencia del bagaje cultural y la resolución de conflictos.

4. Sugerencias de actividades para trabajar en el entorno familiar

  • Comparta con sus hijos el mito de Narciso. Un ser bello y muy querido por su madre, al que un adivino advierte que, si desea llegar a la madurez, no debe conocerse. Por ello Narciso crece ignorante de sí mismo y sólo construye una idea de sí a través de los ojos de los demás; lo malo es que por ser tan bello lo halagan demasiado y se vuelve desconsiderado y arrogante. 

Esa conducta señala su profunda dependencia de los demás ya que no puede valorarse (puesto que no se conoce) y requiere que los otros lo hagan. Al mismo tiempo, no es capaz de relacionarse con nadie más que consigo mismo. Narciso nos muestra los inconvenientes de no conocernos y de abandonarnos al juicio de los demás.

Pida a sus hijos que expliquen con sus palabras qué significa el conocimiento personal. Comparta con ellos la siguiente explicación: conocernos hace posible entender las razones de nuestros sentimientos y emociones, además de entender cómo se sienten los otros y cuándo se producen esos sentimientos, lo que nos permite ser empáticos con ellos. Asimismo, analizar nuestras acciones y reflexionar en sus causas, nos ayuda a encontrar formas adecuadas para expresar lo que sentimos y a relacionarnos mejor con los demás.
Juegue en diferentes momentos con sus hijos de la siguiente manera:

  • Pídales que cambien sus zapatos con usted o algún otro familiar. Pregúnteles qué se siente usar otros zapatos o “ponerse en los zapatos de los otros”. Explíqueles que ponerse en los zapatos de otro significa comprender que el otro siente, piensa y actúa desde otro lugar.

  • Frente a una situación especial, en una historia, película o programa de televisión, pregúnteles qué harían en el lugar del protagonista. Ayúdelos a comprender las razones de los otros.

  • Comparta con ellos sus sentimientos o emociones ante una situación específica: cuando está contento, enojado o triste; por ejemplo, comente las razones que lo hacen sentir así.

  • Intenten adivinar sentimientos y emociones con caras y gestos.

  • Pídales que busquen maneras alternativas de resolver un conflicto, y decidan cuál les parece la más adecuada.

  • Anímelos a expresar con palabras lo que sienten y a buscar las causas de tales sentimientos.

  • Hagan una lista de lo que los hace sentir bien y mal.

  • Comenten lo que sienten cuando alguien habla bien o mal de ellos.

imagen4 Mapa de sitioRecomiéndanosInicio imagen5
Ediciones SM