imagen2 imagen6 imagen1
Proyecto de Activación de la Inteligenciamaestros
Actividades para trabajar en casa

PENSAMIENTO


1. Reto PAI

El objetivo de esta serie es ejercitar el pensamiento en su vertiente analítica. Este tipo de actividades proporciona recursos para deducir aquello que se dice implícitamente en el texto.
Esta actividad corresponde a los grados avanzados del nivel Primaria, específicamente a quinto grado.

2. Para la actividad

Arrastra y coloca los nombres de los ladrones en el recuadro que les corresponda.
PAI

Paso 1. Preparación

Leo y comprendo las instrucciones y pienso en cómo realizaré la actividad. Primero debe cerciorarse de que sabe en qué consiste la actividad, para ello ponga atención en las instrucciones, ubique las palabras que le indican lo que habrá de realizar. Puede ayudarse con las siguientes preguntas: ¿qué datos son esenciales para resolver la actividad? ¿Con qué datos debo iniciar? ¿Puedo empezar con otros? Defina cómo resolverá lo que se pide antes de emprender la actividad.

Paso 2. Ejecución

 Realizo la actividad tal como la pensé. En este momento puede preguntarse: ¿si el nombre que escogí no corresponde en algunas características a este personaje, cómo hago para escoger entre otros datos? ¿Puedo registrar los datos de modo que sea más fácil relacionarlos?

iniciar

Paso 3. Reflexión

Ya resuelta la actividad, revise qué hizo y cómo. Empiece por la lectura de las instrucciones, la manera en que pensó que resolvería la actividad; incluya si la hizo como lo dispuso. Pregúntese: ¿qué aspectos fueron importantes para comprender las instrucciones? ¿Cuáles fueron clave para encontrar a los personajes? ¿Encontré una secuencia adecuada para organizar la búsqueda, evitar errores y mejorar los tiempos? Invite a algún familiar a efectuar la actividad. Comenten su experiencia, esto le ayudará a enriquecer y mejorar su estrategia; lo mismo que se busca con el espacio de intercambio que realizan los niños en el salón de clases.  
Cabe mencionar que para resolver la actividad es necesario prestar atención, mirar con detenimiento y comprender cómo se relacionan los datos proporcionados para cada personaje; implica distinguir el tipo de información que se proporciona; en este caso se deben organizar dos grupos de datos: los referidos a los nombres de los personajes (los ladrones) y los que indican las características de cada uno (vestimenta, tipo de arma, entre otras). Una estrategia útil es enlistar los nombres de los personajes y colocar al lado de cada nombre sus características, hasta reunir todos los datos para cada personaje.

¿Para qué sirve ejercitar el pensamiento?

El pensamiento se encarga de regular la clasificación de datos, agruparlos con criterios pertinentes, analizarlos y encontrar relaciones entre ellos, para proporcionar el fundamento de la respuesta a la situación planteada.

3. Apliquemos la vivencia para comprender mejor a los niños

a) Cuando los niños llevan a cabo las actividades del PAI se pone en marcha un proceso directamente relacionado con el desarrollo de diversas habilidades: percepción, atención, memoria, pensamiento, lenguaje, estructuración espacial, vivencia del tiempo, matemática, creatividad y conocimiento personal; y otro proceso se desenvuelve de forma paralela para lograr la madurez intelectual y personal de los alumnos; éste contribuye a que los niños sean menos dependientes y más autónomos, que piensen más y memoricen menos de manera mecánica. Esta madurez los ayudará a hacer frente con mejores herramientas a las exigencias escolares y a su vida fuera del aula.

b) Cada vez que los profesores transmiten conocimientos a los niños el propósito es que éstos los asimilen eficazmente por sí mismos (con autonomía), para lo cual es necesario que aprendan a pensar, a deducir, a inferir, a comprender, a procesar datos, a elaborar respuestas escritas, entre otros procesos. Por ejemplo, cuando a los alumnos se les enseña a sumar se tiene en mente que este conocimiento sea utilizado para adquirir otros aprendizajes escolares (restar, multiplicar, dividir, etc.), y fuera de la escuela se busca que les sirva para jugar, comprar, intercambiar, recibir, dar. La utilidad de aprender a sumar sería mínima si el niño sólo lo hiciera de forma mecánica en la escuela. Se debe propiciar que los niños vivan experiencias en las que apliquen los saberes construidos en la escuela, para potenciar la transferencia.

c) Ubiquemos la relación entre el tipo de procesos que promueve el PAI y otros procesos presentes en el aula.

1) En ocasiones se pide a los alumnos que hagan una tarea de un modo determinado, sin reconocer la importancia de lo que se pide o las razones para hacerlo. Este procedimiento quizá es útil para aprender, pero no para aprender a aprender.

2) En otras experiencias, se solicita que trabajen de una forma específica y se les explica cuál es la importancia y utilidad de hacerlo así. Destaquemos que aquí es el adulto quien “dice”, y no hay garantía de que esta explicación sea cercana o comprendida por todos los aprendices.

3) El PAI promueve y apoya situaciones de aprendizaje en las que el aprendiz es quien, con recursos propios, comprende la tarea que se le presenta; descubre o identifica la estrategia necesaria, valora su utilidad y la comprueba. Todo lo anterior es guiado por el profesor, para que el alumno evolucione hacia formas de trabajo con mayor grado de autonomía.

d) Favorezca experiencias de comunicación en las que sus hijos indaguen el fundamento de sus respuestas, rescaten información acerca del modo en que solucionaron alguna situación e identifiquen otras situaciones en que usen esos recursos.

4. Sugerencias de actividades para trabajar en el entorno familiar

  • Cuando salga con sus hijos pida que describan con datos objetivos cómo están vestidas las personas; por ejemplo: llevan pantalón de mezclilla azul claro, camisa blanca con rayas negras, tenis color blanco, etc. Solicite que describan también objetos, estancias o animales.
  • Pida que salgan de la estancia dos personas; las que se queden dentro cerrarán los ojos. Haga que regresen; seleccione a una de ellas para ser identificada. Los que tienen los ojos cerrados formularán preguntas para saber a cuál de las dos personas deben identificar; por ejemplo: ¿eres mujer? ¿Tienes cabello largo?, etcétera.
  • Solicite la descripción de diferentes figuras geométricas, de dos en dos o de tres en tres; luego pida que se mencionen las semejanzas y diferencias entre ellas.
  • Construya frases en las que se empleen de manera pertinente las siguientes expresiones: tanto como, más que, menos que.


imagen4 Mapa de sitioRecomiéndanosInicio imagen5
Ediciones SM