imagen2 imagen6 imagen1
Proyecto de Activación de la Inteligenciamaestros
Actividades para trabajar en casa

PERCEPCIÓN


1. Reto PAI

El objetivo a trabajar en esta serie de percepción es que los niños tengan una visión global, de manera que vean objetos, situaciones o hechos desde posiciones diferentes a las que estamos acostumbrados.  
La actividad está considerada para los primeros grados del nivel Primaria, específicamente para segundo grado.

2. Para realizar la actividad

Paso 1. Preparación

Leo y comprendo las instrucciones y pienso en cómo efectuaré la actividad. En primer lugar es necesario entender de qué trata la actividad, para ello lea con atención las indicaciones, identifique los elementos que indican lo que hará.

Puede formularse preguntas como: ¿qué se pide en las instrucciones?, ¿qué se busca con la actividad?, ¿qué veo en la imagen?, ¿qué debo hacer? Imagine cómo resolverá lo que se pide antes comenzar: ¿qué debo hacer?, ¿de qué formas puedo hacerlo?, ¿cuál es la mejor manera?, me fijaré en…

Da clic en la palabra pequeña, mediana o grande y después selecciona las ollas según el tamaño que elegiste.
PAI


Paso 2. Ejecución

Efectúe la actividad tal como lo pensó. Simultáneamente puede preguntarse: ¿lo hago como lo pensé?, ¿cómo lo imaginé?, ¿pongo atención en lo que me propuse?, ¿puedo hacerlo considerando otros elementos?

iniciar

Paso 3. Reflexión

Ahora reflexione en su forma de pensar. Para iniciar su reflexión reconstruya el proceso completo al leer las indicaciones: ¿qué elementos de las instrucciones me parecieron importantes?, ¿cómo entendí la actividad?, ¿cómo me imaginé que la efectuaría?, ¿qué consideré importante?; después analice lo que hizo: ¿cómo lo hice?, ¿consideré los elementos en que había pensado?, ¿tuve que considerar otra cosa?, ¿cambié mi idea inicial?, ¿en qué aspectos?, ¿por qué? Acompañe su reflexión con preguntas como: ¿atendí las indicaciones de la actividad?, ¿qué elementos de los objetos consideré para asociar las figuras?, ¿qué dificultades enfrenté? De ser posible, invite a algún familiar a efectuar la actividad. Pídale que siga el proceso y comenten su experiencia. Explique lo que hizo para relacionar las figuras y en qué se basó para hacerlo, escuche qué y cómo lo hizo su familiar; confronten sus respectivas estrategias, esto les permitirá enriquecerlas y mejorarlas, lo mismo que pretende el espacio de intercambio para los niños en el salón de clases.
  • ¿Para qué sirve trabajar la percepción?

La percepción es un proceso activo que comienza con el análisis de la información que nos llega a través de los sentidos. Como más de 80% de la información nos llega por medio de la visión, es fundamental aprender a mirar; ya que ver es interpretar, seleccionar, simplificar, delimitar, ver es una forma de pensar por medio de imágenes.

No obstante, la vista no es nuestro único medio de percepción, también oímos, olemos, saboreamos, tocamos o sentimos. Aunque  menos utilizados, estos sentidos también son importantes, de modo que el PAI busca que los niños trabajen con todos, porque en la medida en que sean capaces de percibir lo global, el detalle o la constancia, y de destacar algo (cosa, sonido, sabor, olor) del conjunto; la calidad de su aprendizaje mejorará, pues la información que utilicen para construir ese aprendizaje será más y mejor.

3. Apliquemos la vivencia para comprender mejor a los niños

  • La percepción es la habilidad que utilizamos para “conectarnos” con el exterior, la usamos todo el tiempo, pero su desarrollo se potencia si se reflexiona en la manera en que percibimos lo que nos rodea: imágenes, sonidos, olores, sabores, sensaciones. La conciencia en lo que hacemos permite considerar o modificar aquellos aspectos que han probado dar mejores resultados.

  • La percepción provee a la mente de información del exterior; ésta puede ser en formas, sonidos, olores, sabores o sensaciones; en la medida en que sea más completa, contribuye a generar una mejor imagen de la realidad.

  • Para mejorar la habilidad de percibir el entorno, es necesario tomar conciencia y trabajar en los aspectos vinculados con la percepción: lo global, el detalle, la constancia, destacar un objeto (cosa, sonido, sabor, olor) de la totalidad.

  • Reflexione con su hijo o hija acerca de cómo modificar sus hábitos para que ambos mejoren su percepción.

4. Sugerencias de actividades para trabajar en el entorno familiar

  • Converse con sus hijos respecto a la importancia de utilizar todos los sentidos para percibir el entorno, porque ello nos ayuda a considerar los diversos elementos presentes en él. Los sentidos son tan importantes que en la mitología egipcia se personificaron como hombres que llevaban en la cabeza el órgano de los sentidos que cada uno representaba; acompañaban al dios Sol (principal dios egipcio); el sentido del tacto y del gusto también simbolizaban a la sabiduría.

Los hombres que en la mitología egipcia representaban a lo sentidos se llamaron:

Sa o Sia en sentido del gusto.
Hu el sentido del tacto.
Maa era el sentido de la vista.
Sotem, Sodem o Sozem, el sentido del oído.

  • Reflexione con ellos por qué los egipcios considerarían tan importantes los sentidos del tacto y del gusto, mientras que nosotros ponderamos el sentido de la vista.

  • Pida a sus hijos que expliquen con sus palabras qué significa percibir. Comparta con ellos la siguiente explicación: percibir es situarse, escoger los elementos más importantes de la experiencia, de acuerdo con la intención. Los sentidos captan estímulos, los cuales se ordenan para configurar objetos; así, los estímulos que captamos son agrupados por nuestra mente, ése es el proceso de percepción.

Percibir es estructurar. Las agrupaciones u ordenamientos que la mente hace de los estímulos están dirigidos por el interés y los conocimiento del que percibe, por eso para llegar a la percepción de algo, debemos analizar la realidad para separar de ella lo que deseamos percibir.

  • Piense en un objeto y descríbalo a sus hijos. Pida que adivinen qué objeto es, después comparen la descripción con el objeto y con la idea que su hijo se formó de éste.

  • Observe con sus hijos las fotografías de alguna revista, después oculte una parte de la fotografía y solicite que la describan.

  • Pida a sus hijos que cierren los ojos, acérqueles un objeto para que lo toquen, huelan (si es alimento, que finalmente lo prueben), cuando lo identifiquen, verbalizarán sus características, incluyendo las sensaciones que experimentaron.  

Una variante de esta actividad es presentarles objetos con diferentes texturas, temperaturas, sabores y olores, y reflexionar en torno a las sensaciones.

  • Al escuchar una melodía, pida a sus hijos que identifiquen con qué instrumento se produce cada sonido. 

  • Imiten sonidos de diferentes cosas (transportes, instrumentos musicales, sonidos de la naturaleza) o animales, y prueben a adivinar de qué se trata.

imagen4 Mapa de sitioRecomiéndanosInicio imagen5
Ediciones SM