imagen2 imagen6 imagen1
Proyecto de Activación de la Inteligenciamaestros
Actividades para trabajar en casa

VIVENCIA DEL TIEMPO

1. Reto PAI

El objetivo a trabajar en esta serie de vivencia del tiempo es que los niños den una base lógica a la organización de las relaciones temporales.

La actividad está considerada para los primeros grados del nivel Primaria, específicamente segundo grado.

2. Para realizar la actividad


Paso 1. Preparación

Leo y comprendo las instrucciones  y pienso cómo realizaré la actividad. Para realizar la actividad es necesario que primero se asegure de saber de qué trata; para ello lea con atención las indicaciones y medite sobre los elementos que indican lo que habrá de realizar. Puede apoyarse con preguntas como: ¿qué es lo que me plantean en las instrucciones?, ¿qué debo obtener con la actividad?, ¿qué veo en la imagen?, ¿con qué experiencia puedo relacionar las imágenes para lograr lo que me pide la actividad?  Imagínese  cómo resolverá lo que se pide antes de realizar la actividad, ¿qué pasos puedo seguir para realizar la actividad?, ¿puedo hacerlo de otra forma?

Arrastra los números y colócalos en el lugar correspondiente para numerar cada acción según el orden en que ocurrió.
PAI

Paso 2. Ejecución

Realice la actividad tal y como lo pensó. En este momento puede preguntarse: ¿qué pasos pensé seguir?, ¿cómo ordeno yo estas acciones en mi vida diaria?, ¿puedo ordenar las imágenes de otra forma?

iniciar

Paso 3. Reflexión

Ahora debe reflexionar sobre su forma de pensar. Pregúntese sobre lo que hizo y cómo. Veamos desde el inicio: al leer las instrucciones cómo se imaginó que realizaría la actividad; y después cómo lo hizo, como lo había imaginado o de otra forma, ¿por qué?  Apoye su reflexión con preguntas tales como: ¿hice lo que se pedía?, ¿qué elementos de las imágenes me ayudaron a ordenar las escenas?, ¿ordené correctamente las escenas?, ¿en qué argumentos me apoyé para ordenarlas de ese?

De ser posible, invite a algún familiar a realizar la actividad y comenten su experiencia. Escuche atentamente las razones de los demás para ordenar las escenas. Confróntelas con la que usted utilizó para realizar la actividad. Esa comparación le permitirá enriquecer y mejorar su estrategia; así experimentará lo mismo que se busca con el espacio de intercambio que realizan los niños en el salón de clases.

  • ¿Para qué sirve trabajar la vivencia del tiempo?

Para llegar a la idea del tiempo, los niños deben establecer relaciones de sucesión entre causas y efectos de sus experiencias; el tiempo es inherente a la causalidad, por ello las regularidades en sus vivencias les permiten organizar su idea de tiempo; de este modo, la organización del tiempo y sus vivencias están estrechamente unidas en su vida diaria.

Piense lo que pasa si no percibimos el mundo y lo organizamos a través del tiempo; esto sucede, por ejemplo cuando pasamos muchas horas en un lugar en donde no hay luz, o no percibimos que anochece (como en el cine); entonces perdemos la noción del tiempo, debido a que no percibimos con nuestros sentidos el cambio en el exterior.

Comprender el transcurso del tiempo les da estabilidad a los niños, porque les permite ubicar sus acciones en un tiempo y en un espacio determinados, a partir de la vivencia del tiempo en su propia persona (lo que hacen, lo que perciben y lo que sienten), para después organizarlo en lo que les rodea.  De ahí que la vivencia del tiempo les ayuda primero a organizarse y después a relacionarse con el exterior.

3. Apliquemos la vivencia para comprender mejor a los niños

Estructurar el tiempo, dar una base lógica a la organización de las relaciones temporales, se consigue mediante un entrenamiento constante en el que cada persona toma conciencia acerca de cómo establece vínculos de sucesión entre las causas y los efectos, lo cual le permite considerar o modificar aquellos aspectos que han probado dar mejores resultados.

Organizar el tiempo se trata de que cada cual perciba, registre, elabore, compare y ordene. Para mejorar la habilidad de organizar las relaciones temporales, es necesario  tomar consciencia y trabajar sobre los aspectos involucrados en la vivencia del tiempo. Reflexione junto con su hijo sobre cómo pueden modificar sus hábitos para que la vivencia de tiempo de ambos mejore.

4. Sugerencias de actividades para trabajar en el entorno familiar

Comente con sus hijos que el paso del día a la noche y volver al día se dividió en 24 partes de tiempo igual (las 24 horas), en la mitología este fenómeno se explicó con Las Horas, divinidades griegas hijas de Zeus y Temis, que servían a los dioses principales, como guardianas del tiempo del día, cuyos nombres son:

Auge, la primera luz
Anatole, el amanecer
Musica o Musia, la hora matutina de la música y el estudio
Gymnastica o Gymnasia, la hora matutina del ejercicio
Nymphe o Nymphes, la hora matutina de las abluciones
Mesembria, el mediodía
Sponde, las libaciones tras el almuerzo
Elete o Telete, oración, la primera de las horas de trabajo de la tarde
Acte o Acme, comida y placer, la segunda de las horas de trabajo de la tarde
Hesperis, atardecer
Dysis, el ocaso
Arktos, la última luz

Como pueden ver, Las Horas, reciben su nombre de la relación entre la percepción de nuestros sentidos con nuestras vivencias.  De igual forma, los niños organizan la vivencia del tiempo en relación con lo que hacen y las condiciones exteriores en que lo hacen: cuando sale el Sol, me levanto; a media mañana, salgo al recreo; por la tarde es la comida, etc.

  • Pida a sus hijos que expliquen con sus palabras, ¿qué significa el tiempo?, y  comparta con ellos la siguiente explicación: la noción del tiempo, es la relación que establecemos entre los momentos que vivimos, su sucesión o simultaneidad.

Una buena estrategia para adquirir la noción del tiempo puede ser la representación mental de los diversos momentos y la progresiva toma de consciencia de su sucesión o de su simultaneidad; por ejemplo, seguir mentalmente el curso de la narración, rehacerla e imaginarla. 

  • Pregunte a sus hijos cómo se dan cuenta de que una situación ocurre antes o después de otra. Ayúdeles a tomar consciencia de la relación entre los momentos; primero en función de sus propias experiencias (cuando tú haces… después; antes de que…). Posteriormente, haciendo referencia a las condiciones del exterior  (por la mañana, a mediodía, por la tarde, etc.)   

Juegue en diferentes momentos con sus hijos de la siguiente manera:

  • Represente con mímica, una de las acciones que realizan diariamente. Solicite a su hijo que represente una acción anterior a la que usted presentó, o bien una posterior.

  • Reconstruyan la historia expuesta en una película o programa televisivo, después nárrela alterando la secuencia de la historia para que su hijo señale el cambio o bien la rehaga de manera correcta.

  • Intenten realizar acciones secuenciales de manera simultánea, como peinarse y lavarse los dientes, abotonarse y ponerse los zapatos.

  • Recorte las secuencias de una historieta e intenten reconstruirla desde diversas lógicas.

  • Cuando viajamos podemos intentar adivinar el tiempo entre semáforo y semáforo, entre un lugar y otro (colegio y casa); registre la hora al inicio y confronté con la hora al final (gana el que estime de modo más cercano el tiempo transcurrido).

  • Una variante puede ser intentar adivinar el tiempo entre una acción y otra (entre la comida y la cena; inicio de un programa de televisión y hora de dormir, etcétera).

  • Registre periódicamente la estatura de su hijo para estimar cuánto crece y cada cuándo ocurre ese crecimiento.



imagen4 Mapa de sitioRecomiéndanosInicio imagen5
Ediciones SM